Sculptures don't have feelings, 2015

Sculptures Don’t Have Feelings es una historia que sugiere la existencia de una vida secreta que pertenece a las obras de arte, ésta se desarrolla con independencia de la contemplación humana. Las obras se presentan como entidades autónomas y sensibles, que reaccionan a las condiciones del ambiente, interactuando con el espacio y el tiempo, entablando diálogos con otras piezas y con el público. Rosas Alemán construye escenarios ficticios con la finalidad de aproximar al espectador a estas vidas secretas, a través del propio movimiento y la interacción con estos personajes.

 

Las obras de arte que protagonizan esta historia se enfrentan a una constante disyuntiva entre mantenerse leales a los materiales que las conforman o asumir el significado y el valor que les han asignado sus creadores. La insuficiencia de lo discursivo se hace evidente, pues no puede abarcar por completo la finitud que determina a los objetos.

Las piezas presentadas están construidas a partir de los signos que conforman un alfabeto creado por el artista.

Este alfabeto no está atado a ninguna estructura de uso o lineamiento de interpretación, por lo que es la herramienta que se utiliza para narrar esta historia, es un sistema de comunicación que parte de la propia materialidad de las cosas, y no desde su significado. El carácter fragmentario de las obras y el uso de una paleta de colores monocromática permite una cierta correspondencia entre las pinturas y esculturas, generando un sentido de continuidad en el espectador.

 

Sculptures Don’t Have Feelings hace uso de herramientas narrativas: crea personajes, delimita escenarios y desarrolla una trama; buscando que las pinturas y las esculturas asuman su propio lenguaje y den pistas de los deseos, transformaciones y cambios que en otro contexto resultarían imperceptibles a la percepción humana. Rosas Alemán ficcionaliza estas interacciones para hacerlas accesibles, pero aún así se requiere del desplazamiento del espectador para activar estos posibles diálogos. Este proyecto es solamente un capítulo de esta historia inconclusa, que abarca diferentes lugares en los que normalmente habitan las obras de arte.

The Wall Piece Below the One in the Corner, 2016

Óleo y acuarela sobre canvas

25 x 20 cm

The floor piece, 2016

Cerámica y base metálica

50 x 70 cm

The floor piece in transformation, 2016

Cerámica y base metálica

100 x 70 cm

Vista de la instalación en FRIEZE NY, 2016

1

2

3

6

4

5

7

9

10

8

1.- The Piece on the Lower Right Side, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      25 x 20 cm

2.- The Piece on the Left Side, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      25 x 20 cm

3.- The Wall Piece in the Corner, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      20 x 25 cm

4.- The Upper Piece, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      20 x 25 cm

5.- The Upper Piece, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      20 x 25 cm

6.- The Piece Above the Lower Right One, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      25 x 20 cm

7.- The Piece Next to the Upper One, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      20 x 25 cm

8- The Piece Next to the One on the Left Side, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      25 x 20 cm

9- The Wall Piece Next to the Upper Left One, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      20 x 25 cm

10- The Piece on the Right next to the One in the Corner, 2016 

      Óleo y acuarela sobre canvas

      25 x 20 cm

© Gabriel Rosas Alemán, 2020